Suscribirse a nuestros boletines

CEPAD forma parte de:

Grupo Iniciativa

Red IBERCOTEC

Búsqueda
Archivo de Noticias
Inicio | Archivo de Noticias

bolivia1

El 20 de abril de 1.994 se inicia el proceso de desarrollo institucional y de ciudadanía radical más importante de los últimos 50 años en Bolivia; con la promulgación de la Ley de Participación Popular, se municipalizó el territorio del país generándose la restructuración política y administrativa considerada como la revolución democrática referente en América Latina, abriendo la participación real y efectiva de los ciudadanos en la gestión de su futuro.

Durante este tiempo, desde su promulgación, la Ley de Participación Popular logró sus objetivos filosóficos propuestos:

  1. Cercanía y presencia ciudadana en los niveles de decisión,
  2. Establecimiento de mecanismos de control social,
  3. Creación y fortalecimiento de instrumentos para lograr la democracia participativa,
  4. Fortalecimiento municipal,
  5. Potenciación de las comunidades de base en niveles vecinales, campesinos e indígenas,
  6. Descentralización y/o desconcentración de la administración pública para lograr justicia y equidad social,
  7. Respeto a la diversidad organizativa y social.

En la actualidad, aunque la Ley de Participación Popular se encuentra derogada e incluida en la Ley Andrés Ibáñez, su ejercicio se ha convertido en Proceso, con plena vigencia en el imaginario y la práctica de la gestión pública municipal y en la vida cotidiana de los ciudadanos del país; la razón de ello es que su naturaleza se cimenta sobre cuatro pilares fundamentales:

  1. Inclusión social: reconocimiento de la sociedad civil organizada, con participación en la gestión pública, a través de las Organizaciones Territoriales de Base (OTB), Comunidades Indígenas Originarias, Comunidades Campesinas, Juntas Vecinales, Organizaciones Productivas y representados por los Comités de Vigilancia.
  2. Reconocimiento del Estado Municipalista: reconocimiento del nivel municipal en la estructura y organización del Estado Boliviano: 337 Gobiernos Autónomos Municipales, conformados por un nivel ejecutivo y un nivel legislativo, administrando las secciones municipales o municipios.
  3. Transferencias de competencias y atribuciones para cumplir con las funciones del Estado a nivel municipal: salud, educación, cultura, deportes, caminos vecinales, riego, desarrollo económico entre otros.
  4. Transferencia de Recursos Económicos: transferencia del 20% de la coparticipación tributaria – Recursos de la Participación Popular – a los gobiernos municipales. Reconocimiento de recursos propios.

Esta vigencia del proceso de la Participación Popular, es demostrable a través de los diferentes resultados que han permitido una transformación progresista del Estado Boliviano y que aún sigue en marcha, afianzándose cada vez más como la norma fundamental de la “Revolución en el Estado de Derecho y en Democracia”.

Los resultados entre otros muchos son los siguientes:

Transfiere de forma automática el 20% de los impuestos nacionales (coparticipación tributaria) a los gobiernos municipales, siendo una de las medidas de descentralización económica más importantes de América Latina en los últimos años y permitiendo una presencia efectiva del Estado Boliviano en toda la geografía nacional: se pasa de 24 municipios que recibían recursos a un total de 337 municipios existentes en la actualidad.

  • Transfiere el 100% al nivel local de las recaudaciones de impuestos a inmuebles, vehículos y transferencias de bienes de dominio municipal.
  • Antes solo el 3% de la inversión pública era ejecutada por el nivel municipal. Ahora más del 30% de la inversión es ejecutada por los municipios.
  • Transfiere competencias a los gobiernos municipales descentralizando responsabilidades en los sectores de salud, educación, deportes, cultura, riego y caminos vecinales, desarrollo económico local.
  • El reconocimiento y el respeto de los usos y costumbres locales en todo el territorio nacional, transformando a las Organizaciones Territoriales de Base en el sujeto de derecho de la Ley: más de 20.000 personalidades jurídicas reconocidas a comunidades indígenas, campesinas y juntas vecinales.
  • Son electos alcaldes y concejales, representantes de juntas vecinales, comunidades campesinas y pueblos indígenas, que en el proceso y en la actualidad han ocupado y ocupan cargos como asambleístas departamentales y nacionales, diputados, senadores, autoridades regionales y nacionales, diplomáticos, gobernadores, etc.
  • Institucionaliza la obligatoriedad de la Planificación Participativa en todos los gobiernos municipales del país, abriendo espacios para la participación ciudadana y el control social organizado de los comités de vigilancia, además de rescatar el principio de planificación de mediano y largo plazo en la gestión pública.
  • Incentiva el trabajo horizontal interinstitucional a través de diferentes mecanismos de asociatividad municipal, permitiendo la creación de aproximadamente de 85 mancomunidades municipales, 9 asociaciones departamentales y una Federación de Asociaciones Municipales.
  • Incentiva la coordinación entre niveles de gobierno incorporando como mandato la inversión concurrente como mecanismo de orientación y de mayor eficacia de la inversión publica.
  • Permite avances significativos de términos de inclusión social con más del 59% de los munícipes reconocidos como indígenas y la participación de la mujer en la gestión pública aumentando en un 100%.
  • Fortalece la gobernabilidad democrática al fortalecer los marcos de legalidad y legitimidad de la institucionalidad municipal.
  • Acerca la administración del Estado al ciudadano, facilitando el cumplimento de derechos y obligaciones.
  • Abre espacios para la articulación publico-privada en el ámbito local y permite la promoción del desarrollo económico local como instrumento que pone en valor las potencialidades locales, dinamiza la economía local, promueve, valora y rescata la cultura, entre otros beneficios.
  • Sienta las bases para el pluralismo político permitiendo que la opción ciudadana sea viables en los ámbitos locales.

La Participación Popular se afirma como el proceso de desarrollo social y político más radical en Bolivia al haber permitido la Cohesión Territorial, la Cohesión Social y la Competitividad, sobre los cuales se asienta la construcción de la Sociedad Democrática en la que tod@s queremos vivir.

CEPAD – BOLIVIA

 

REPERCUSIÓN EN LA PRENSA

LA PRENSA - 18 AÑOS DE PARTICIPACION POPULAR (EDITORIAL)

EL DEBER - ALCANCES DE LA PARTICIPACION POPULAR EN 18 AÑOS

EL DEBER - LA PARTICIPACION POPULAR CUMPLE 18 AÑOS DE APLICACION

LA ESTRELLA DEL ORIENTE - DESPEGUE MUNICIPAL

OPINION -A 18 AÑOS DE LA LEY DE PARTICIPACION POPULAR

EJU TV - PARTICIPACION POPULAR ABRIÓ LAS PUERTAS AL PROCESO AUTONOMICO EN BOLIVIA

LA RAZON - UNA LEY QUE SE CONVIRTIÓ EN PROCESO

EL SOL - ENTREVISTA CON CARLOS HUGO MOLINA A 18 AÑOS DE LA PARTICIPACION POPULAR

 

VIDEO



Comentarios (0)
Escribir comentario
Your Contact Details:
Comentarios:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img]   
Security
Por favor introduce el código anti-spam que puedes leer en la imagen.
 
  • 2014 (40)
  • 2013 (114)
  • 2012 (133)
  • 2011 (239)
  • 2010 (188)
  • 2009 (135)
  • 2008 (108)